Laboratorio Pilar Marí

PATERNIDAD

CONFIDENCIALIDAD GARANTIZADA

VALIDEZ LEGAL

PRUEBA DE PATERNIDAD

Las pruebas de paternidad consisten en determinar la huella o mapa genético de los miembros sometidos a estudio. Comparando la huella o mapa del presunto padre y del niño o feto se puede conocer la filiación biológica del mismo.

Este mismo proceso para reconocer la paternidad, también se puede aplicar para conocer cualquier tipo de parentesco, por ejemplo entre abuelos y nietos, o en otros procesos donde puede haber duda del vínculo familiar, como en casos de herencias, inmigraciones... Al igual que las pruebas de paternidad se pueden realizar pruebas de parentesco.

El procedimiento para realizar una prueba genética de paternidad a través de análisis de ADN es muy simple, pero varía en función de si se trata de un test informativo, para uso privado, o si necesita un informe con validez judicial. Tan sólo se necesitan muestras biológicas del hijo/a y del presunto padre. No es imprescindible muestra biológica de la madre. La manera más sencilla para obtener muestras biológicas de forma directa es realizar un frotis bucal, utilizando bastoncillos de algodón, para recoger células del epitelio bucal o saliva.

CONFIDENCIALIDAD GARANTIZADA

La prueba de paternidad anónima es un test de paternidad privado. Usted puede realizar la Prueba de Paternidad Anónima acudiendo al Laboratorio, para que realicemos la toma de las muestras. No es preciso que facilite sus datos personales. La muestra utilizada es saliva. No es imprescindible que la madre participe en la prueba.

VALIDEZ LEGAL

Con el fin de que el resultado del análisis tenga total garantía legal, los estudios de identificación genética se deben realizar siguiendo un estricto procedimiento en el mantenimiento de la confidencialidad y de la cadena de custodia en todo momento. El informe de resultados de estas pruebas es completamente válido en procesamientos judiciales. En el caso de la prueba de paternidad judicial, es imprescindible que uno de nuestros peritos se encargue directamente de la recogida de las muestras.

Los resultados, que tardan entre una semana y diez días son absolutamente confidenciales. La fiabilidad es del 100% si el resultado es que no es el padre y del 99’99% si es que sí lo es.